29 de junio de 2006


CXXXVI
AUTOMÓVIL

Zampuzado está en su coche,
no en banasto cualquiera.
Es su auto madriguera
para todo trochimoche
con que está poniendo el broche
a su vida conquistada,
libre, en auge, reputada.
Hoy quien no tiene automóvil
permanece en todo inmóvil.
Condena ratificada.

Es el auto la victoria,
es el auto la manera,
es el auto la quimera,
el modelo de la gloria,
es la línea divisoria
entre el hombre y el mico,
entre el sabio y el borrico.
Porque es el auto la ciencia
marcando la diferencia
por delante del hocico.

CXXXVII
PIES CORTADOS

Escritos están mis ver-
por fuerza de la censa-,
es cosa digna de ver-
cortados en su venta-,
si no en su final fina-.
Final que adivine un cie.-
si mucho mira los cie.-.
Final que todo desde-,
en alerta o duérmele-,
a los más fajados fie-

CXXXVIII
NEOANALFABETOS FUNCIONALES

Al odio de los libros han llegado
lo mismo que cualquier inquisidor.
Tienen un pelaje de triunfador
con carrera, dinero malgastado
de sus propios padres o del Estado.
Son los progres zafios de la estafa,
de los humano son la mayor piltrafa.
Muy dados a los dedos de sus vicios,
pagados por otros en sacrificios.
Estos son muertos que la vida chafa.

Vida recogida en sabiduría
de libros que odian y no comprenden.
Vital aliento humilde que aprenden
los calumniados de su progresía,
las víctimas luengas de su hipocresía.
Son ratas del alcohol y sus venenos.
Son la nada en sus plenos desenfrenos.
Son la mierda, la podre y pestilencia.
Son la muerte en la viva sentencia.
Son patitieso tufo de rellenos.

CXXXIX
CADÁVER

Tirado en el suelo el muerto,
marcado con una tiza
contorno que se desliza
por la policía cierto.
El que lo traza es experto.
Pero luego vino el juez,
que no es de mejor jaez:
el cadáver levantó
-no me lo creyera yo-
si no fuera por su prez.

CXL
ESOS MANDOS CONTUMACES

La tralla con que os trato,
a lo que sois, es benigna,
y, por lo tanto, os asigna
todo lo que da en barato,
y lo que os quita en boato.
Sois acémilas de carga,
sois la mano que se alarga,
sois la ambición imparable,
sois soberbia incomparable,
sois la necedad amarga.

Sois ladrones legendarios,
asesinos de la fama,
de los delitos la trama
bravucones mercenarios,
carcundiosos anticuarios.
Sois en todo la cochambre
piafada en esa pelambre
de brutos como caballos
votados por los vasallos
tan rüines en enjambre.

1 comentario:

Alexis Coald dijo...

gracias por dejar tus huellas en mi sitio.
Sabes, hoy me tome tiempo en leer y observar tu casa de letras e imagenes, traté de pensar, cuales fueron tus intenciones en cada una de tus actualizaciones...y sabes descubrí que eran buenas y concretadas en hechos, felicitaciones, volvere.
Atus pies

Alexis Coald