2 de junio de 2006

AGUSTÍN ROMERO BARROSO

Nace donde el mundo se llaman Llerena (Badajoz). Vivió en él la infancia y marchó a buscarse la vida, estudiar, conocer… Se considera fundamentalmente poeta, si por poeta se entiende el que trabaja la lengua como materia artística, sea oral, escrita, etc. Por ello realizó, hasta completarlos, estudios académicos de filología hispánica. Como poeta era reconocido en su adolescencia, escribiendo decenas de poemas por encargo, en todas las formas imaginables, y de todos los temas, lo que le sirvió de ejercicio y aprendizaje del oficio. Sus maestros son los clásicos: Desde Virgilio hasta Valle-Inclán, Cernuda o Ricardo Molina… Lee en francés, portugués, catalán, gallego, italiano, latín…
Detesta las novelerías consumistas del Mercado, que ha contaminado el arte con su vorágine y sus valores competitivos y depredadores. Que si premios, que si el mejor o el peor, que si me gusta o me deja de gustar… Y otras cateteces de supermercado. La crítica no existe sino vendedores de embelecos, charlatanes de feria en las pantallas de las teles, y el los suplementos de la prensa, que no son sino trampas del Mercado, el Capital y el Estado.
Ha publicado libros de poemas, hoy inencontrables: Quaderno de Dexados, Viático para Teluria sola,… hasta el Tarjetario GRG (2003). Muchos poemas en publicaciones especializadas, en antologías… Dos novelas, ensayos, trabajos periodísticos diversos, crítica, cuentos…
Lo importante es crear, luego publicar. Sin agobios ni según necesidades, o necedades, del Mercado, como tanto escribano o plumífero hace para ganarse un público cada vez más abotargado, entontecido y consumista, con malas artes y peor gusto…
Se reinicia, con este título la presentación social de su obra poética. Se irá haciendo en entregas que se inician desde lo creado más cercano, en el tiempo, hasta los inicios. Espera hacer la presentación de dos títulos al año. Se retoma la guerrilla que se anunció con la presentación del primer título de estos Quadernos. Hasta la derrota final de la barbarie del Estado, el Capital y el Mercado, con sus acólitos, talibanes, correveidiles, soplones y tontos útiles. Adelante siempre.

1 comentario:

SACE dijo...

Gracias por existir, maestro.