9 de julio de 2006

CLXVI
CALDILLO DE CULTIVO
4PALABRAS TRUNCAS4

franco franco franco franco
tranca tranca tranca tranca
banca banca banca banca
tranco tranco tranco tranco
blanco blanco blanco blanco
vinca vinca vinca vinca
trinca trinca trinca trinca
bronca bronca bronca bronca
tronca tronca tronca tronca
finca finca finca finca



CLXVII
ESAS ROSAS

Esas rosas tan jodidas,
joden todo lo que tocan.
Por joder se nos descocan
dándonos acometidas
y jodiéndonos las vidas.
están clavadas en puños
no salidas de terruños.
En plásticos preparadas
nos joden a puñaladas
que clavan hasta los cuños.


CLXVIII
POR EL CAMBIO

Hacen los niños y se hacen los fachas.
No los niños, claro, sino los padres
con acompañamiento de las madres.
Anterior progresía hasta las cachas,
hoy son la regresía en las covachas.
Regresados a senos patriarcales
la linda progresía de carcamales,
afirmando instituciones caducas,
sus garnachas soberbias y manducas,
irracionales bozales
[1] fatales.

CLXIX
ESCLAVO EN NÓMINA

No hemos abolido la esclavitud,
la nómina le hemos puesto,
para que cobre del resto
que nos sobra, en nuestra gran plenitud,
del triunfal capital la beatitud.
El mundo de los esclavos
no ha de tener menoscabos:
justicia social, libertad, derechos,
todo para los desechos,
pagados (como mucho) en dos ochavos.

CLXX
TAL TALENTO, TALANTE TAL UNTO

No deseo talante,
talento quiero.
No sólo candelero,
y tan campante
por simple relevante
en el poder.
Como hay que ser,
por otra parte.
Ya que el poder es arte
de entontecer.

Talento hay que cazar,
no meros modos.
Porque los incomodos
del gobernar
vienen de abandonar
entendimiento,
todo discernimiento.
Abandonado el tino
se es lechuguino.
Talante sin cimiento.




[1] Se puede leer también: jornales, chacales, bestiales…

No hay comentarios: